miércoles, 25 de mayo de 2011

Tu abrazo.

Me descubro caminando por la vida, sonámbula, viviendo cómodamente entre sueños, en una especie de vigilia...


Aparece, un oleaje con tu rostro y me envuelve, tu sonrisa tumba mi rutina y el olor de tu cuerpo hace florecer mis sentidos. Cierro los ojos y me fundo libre contigo entre agua y sal, mojadas contracorriente, ilegalmente felices... tan vivas...

El calor de tu abrazo, invade mi vacío y evita que me arrastre de nuevo hacia el abismo...siento tu piel canela, rodeando mi silencio, dejando atrás la soledad y el miedo.

Despierto entre la brisa y el sosiego, y retumban aún tus palabras de aliento entre gaviotas y sol.

Miro por la ventana, el cielo no es azul, el día esta plomizo. Dentro de un rato te veré. Suspiro y sonrío, tomando mi café, con la sensación de tu presencia, sigo siendo libre durante un rato.




No hay comentarios:

Publicar un comentario