sábado, 25 de junio de 2011

Inexistente destino

Ahora, cuando ya casi todo ha sido
quiero confesar que ayer noche viví
porque la insolente somnolencia me permitió soñar dormida…
hoy… después de haber amanecido
el rigor del insomnio, me obliga a mantener los ojos abiertos
es por eso que escribo, por vivir cuando sueño y soñar cuando vivo...
…y quisiera seguir viviendo despierta…estar soñando durmiendo

Y estoy intentando cambiar la sentencia del inútil e inexistente destino,
Dejando ir al irrecuperable pasado del tiempo.



Puedo, quiero.

Porque no aprietan tus lazos

porque no aprisionan mi interior
hasta crear en mi la llama
porque no te acerco hasta mi rincón
porque me ofuscas, me cubres de tí
porque no me entiendes, me alientas...
porque no me llevas o te traigo?


Puedo alargar mis dedos y agarrarte
puedo apretar mis brazos y abrazarte
quiero extender mis alas y envolverte
quiero diluirme en la noche contigo
y aprender junto a tí la razón de la belleza,
quiero equivocarme, regocijarme, enamorarme,
aceptar un mañana y vivir ese instante
quiero que se velen mis ojos
que se apaguen mis luces
y quiero saber conocer y seguir
correr a recobrar mi camino.

Quiero avanzar entre el dia y la nada
con mi angustia, mi euforia y ...mi nombre.





miércoles, 22 de junio de 2011

A través del tiempo...

La conocí por sus ojos, por la dulzura de su risa y el modo en que las palabras acariciaban sus labios…Ella, recordó mi boca, de los besos de otros tiempos…mis manos en otra piel y en otro cuerpo…
En oscuras noches donde aún servían las estrellas, nos amamos más allá de la vida, fugitivas, en un tiempo que enfangaba nuestras faldas en la huída….
Quedaron nuestros cuerpos co.mo un lienzo. Yaciendo entrelazados entre el carmín y los aceites almizclados, saturados de rancio olor a cera…sangrantes, en un beso eterno, hasta hoy…que nos recordamos

martes, 21 de junio de 2011

Hotel california

Entre el sonido del teclado, las llamadas, y las voces de mis compañeros de oficina oigo el punteo de la guitarra, llegandome una bocanada de recuerdo...Hotel california...siento mis piernas fuertes saliendo de mis shorts, subiendo con energía hacia el pico de Abantos, mientras crujen las hojas secas de los pinos con mi paso...era consciente de mi coqueteo con mi recién estrenado amigo chileno...ascendía delante de él al ritmo de la música, sabiéndo que cada curva en movimiento y cada latido estaban excitándolo, cada vez que mi boca tocaba el borde de mi coca-cola, provocaba, y me sentía poderosa...la juventud y la belleza me daban la seguridad en el arte de manejar a otro ser a mi antojo, sin poder explicarmelo por entonces...porque ni siquiera me gustó el único beso, que me encontró desarmada la noche antes en la lonja del monasterio.Solo quería gustar, manejar la situación, avanzar o parar a mi antojo y decidir a mi capricho.

Me gustaba su risa, el acento dulce, la piel morena y todo el mundo que me abría con las anécdotas de un pais que a día de hoy aún no conozco, me conquistó su humanidad y su experiencia...pero nunca el corazón.

El teléfono me devuelve al instante del ahora, mientras suena la canción. Que lejos queda ya y que abismo con la plenitud de unos ojos en los que naufrago tranquila cada noche, y la comprensión de que no somos poderosos, que todos estamos desarmados cuando el amor nos llega de frente..

Pero nos gusta jugar...y siempre sonrio al oir a los Eagles ...Hotel california...juventud, piel, sol, juegos de amor y de poder en la inocencia...


lunes, 20 de junio de 2011

Lo peor

Lo peor de vivir en la rutina
y aunque no lo creas,
es la ausencia que me hace
buscar el eclipse irremediable…
lo peor, son las noches…me pierdo,
cuando apenas la luz se deshidrata
y un pequeño calor, ni tan siquiera
oxigena los senos solitarios…
lo peor, son los gritos ahogados,
ya sin soplos apenas
que naufragan en olor a ropa tibia…

Me he quedado mirando a la intemperie
que refleja el cristal de la menguante luna
y he sentido temblor por mi intenso afán
de vaciar el sentido de las cosas…

Estrella

Me miras callada
profunda y honda, mariposa de silencio
cavando en mis pensamientos…
extiendo como tú
mis brazos en ansia de ti
y llegas a mí rompiendo la quietud
de tus espejos, para besar la estrella
que vive y reza conmigo.



Luz

Hoy me besan el sol y el viento
y la nostalgia de tus besos
como mariposa de luz
que me despierta
a la vida cada mañana
para seguir amando
para seguir besando
para seguir viviendo la vida
que realmente lo es
¡ que silencio y cuanta calma
Si miro donde tu miras!
¡hasta el fondo de mi alma ¡