miércoles, 11 de mayo de 2011

Ahora

Perseguí la felicidad como destino
mientras entretenía los años
absorta en mis sueños…
y a veces aparecía tímida
como mariposa de alegría
a la sombra de mis pasos imperfectos
como un premio inmerecido e inconcreto.

Ahora, al amarte
me persigue como una consecuencia
lógica, absoluta, tangible
transparente y plena
me acompaña, sin importar
la dirección o el camino…

Ahora, me ayudas a proyectar
La felicidad como mi sombra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario