martes, 20 de diciembre de 2011

Mi angel


Hoy con mi primer café, has sido tambien mi primer pensamiento,como casi siempre,pues te arrastro como una sombra en la jornada.Sin tus noticias, con un teléfono mudo y un día de otoño oscuro, solo he deseado tenerte frente a mi, a tí y a la calidez de tu mirada, tras la que salía corriendo del trabajo para compartirte unos minutos, o  en plena noche para mendigarte un beso... ¿es tan breve de veras lo bello?...me enamoré de tí al tiempo de un suspiro, tan intensamente doloroso que hasta el recuerdo me punza el estómago. Y te tengo,Y te amo, y me tienes, y me amas. Así con la certeza de tener sobre nosotras el cielo, pero sin poder tocarlo.Porque así se ha establecido. Nada poseemos ,nada nos pertenece, y además, no se hicieron los angeles para los mortales ni las mariposas para esperar el invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario