jueves, 11 de agosto de 2016

TU BUENA ESTRELLA

Era la noche del 12 de Agosto, una noche mágica de perseidas donde el cielo brillaba y me envolvía una luz extraordinaria. Era la primera vez que veía las lágrimas de S. Lorenzo, esa lluvia de estrellas que hacía que la oscuridad se trasformara en una cortina de hilos brillantes e intermitentes. Y allí estábamos tú y yo, en el mirador del chalé de los yayos, junto a la piscina. Yo apenas tenía los 28 y tú eras una bola enorme y brillante que no dejaba ver mis pies tumbada en la hamaca. Entonces, ya hiciste notar tu carácter curioso y por no querer perderte el espectáculo, decidiste salir. Desde ese instante supe que serias especial. Pensé en ponerte un nombre que tuviese relación con esa noche, como Estela o Nereida…pero acerté buscando uno como tú poco común, sonoro y contundente, OMARA.
Mi primera sensación al abrazarte fue tu olor...ese olor a cachorro recién hecho, indescriptible, algo que era muy mío. Un pedazo de mi cuerpo, un vínculo especial entre tú y yo. ..Y ni contar la sensación meses más tarde de acunarte mientras tocabas mi ceja. Eras tan grande que me gustaba presumir de todos tus extras!!
Eras una niña con piel de luna, con preciosos mofletes rosados, donde se formaban pequeñas constelaciones de pecas traviesas. Aunque tu hermana dijo que eras el bebé más bonito del mundo, era amor de hermana, porque la belleza te vino después y se fue pegando a ti como un imán. Tus ojos se tornaron grandes y verdes como un lago y tu pelo castaño bríllaba como la cola de un cometa. Endulzaste mis años de juventud, junto a tu hermana, y eras un cascabel adorable de risas y alegría, aunque de vez en cuando enseñaras los dientes de ese Leo fiero que llevas dentro.
Y a día de hoy puedo dec ir que estoy muy orgullosa de ti, de tus progresos, de cómo te has sabido desenvolver en la vida, de que no ha sido fácil porque estuvimos solas en un mundo complicado, pero supiste luchar. Yo sólo decidí tenerte y soy una mujer de decisiones acertadas, pero el resto lo has hecho tú. Desde que tomaste la determinación de dejar de chuparte los dedos y dejar ir a tu bugs Bunny , hasta ser una mujer independiente, luchadora, valerosa y fuerte, todo el mérito es tuyo.
Te miro y me lleno de Orgullo. Nacemos dicen, con estrella o estrellados, pero la buena estrella la labramos cada uno con nuestros esfuerzos y decisiones. Enhorabuena mi niña. Sigue así, sin dejar nunca cultivar el amor, que es para y por lo que estamos aquí.
Siempre seguiré a tu lado y al abrazarte sentiré ese olor a cachorro que todavía tienes y solo yo percibo.
TE QUIERO INFINITO FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!
(A mi hija Omara en su 23 cumpleaños) 12 de Agosto 2016.