lunes, 19 de enero de 2015

DESDE DENTRO

Este invierno ya ha desnudado las ramas, implacable, dejando una hilera de manos huesudas clamando al cielo los rayos de luz.
Hay personas que han hecho de su vida esto...un invierno interno y eterno que desnuda las almas vacías y buscan el calor hermano que nunca han tenido.
Busqueda errada e inútil. Para amar, antes hay que amarse y dejar de mirar a los demás
Desde aquí, desde dentro, no hay tiempo, ni ganas, ni motivos de juzgar a nadie, ni a lo que aman, ni en lo que piensan, ni lo que besan... ni que es veráz o mentira...eso lo dejo para los infelices. Ya es bastante triste la tristeza de la gente, de quien no es capaz de avanzar del gris. Aquí dentro todo es confortable...no cabe el invierno en un corazón pleno.
La felicidad, todo lo ocupa, y limpia de hielo los rincones. Simplemente ES.