jueves, 22 de noviembre de 2012

Cuando te desarma mi sonrisa

Esa mirada tuya,un horizonte nuevo cada amanecer que me sigue,me busca, escudriña, perdona, y soporta en el confortable aroma de un hogar que se enamora de nuevo a cada instante de mi imperfección, que se dirige implacable hacia mi boca y acalla mis pensamientos...
Quiero encontrarla cada día...tan cómplice,cálida y confiable,tan amable y conocida que puedo volcar más amor del que poseo, porque una eternidad no es nada en tí.
Y me regañas, o lo intentas por algún motivo que se hace insignificante y que olvidas cuando te sonrio, porque me haces tan feliz que nada importa.