lunes, 28 de mayo de 2012

Nuestra única posesiòn

Mi primera sonrisa del día es para tí.
Me observas como un peluche inmovil al traslúz de la ventana,esperando un gesto que te invite a asaltar mi cama y compartir el primer café...y me llenas de arrumacos y caricias desinteresadas con tus ojos de mar, llenos de sabiduría y entornados de placer. Tierna compañia de mis mañanas desoladas.
Un ser bello lleno de consuelo y compañero infalible y cálido de mi piel, único e irrepetible, insignificante pieza del universo como yo, que ama, siente ,necesita y entrega todo cuanto es, sin esperar nada más que vivir el instante del ahora. Privilegio compartido. Nuestra única posesión.