martes, 4 de octubre de 2011

Cruce de caminos

La vida es un laberinto de emociones, puedes controlar tu cuerpo, a veces tu mente, casi nunca tus sentimientos y jamás tus emociones.Vas chocando con los malentendidos,las mentiras,los vacíos de los demás y no entiendes nada,solo sabes que debes seguir, pero arrastras lo que mas pesa, la impotencia, el dolor, el amor,la desilusión, las decepciones...intentas dejar algo de ello a lo largo del camino, pero solo pierdes el raciocinio.Y a pesar de todo lo que mas pesa es el amor,lo que más ata, lo que más corroe, lo qu emás duele..amar sin querer amar,es la primera causa de infelicidad en el ser humano, o amar y no ser amado o ser amado y no querer que te amen.. a lo largo de la vida tambien voy aprendiendo, sobretodo a no descartar nada, y a sobrevivir...a pesar de mis miedos y angustias, soy una mujer fuerte, puedo superar cualquier cosa que me afecte a mi, sin embargo no sé como llevar el dolor de otros, sobretodo, si yo soy la causante del mal, que no es dificil...me desarma...

la vida es un laberinto de emociones, un cruce de caminos...lo positivo, es que puedes encontrarte con cualquier cosa que no puedas esquivar, y será lo mejor de tu vida...quiezás eso sea vivir, pasar experiencias , aunque no las busques ni las quieras...tal vez, en proximo cruce me quede sentada.


Que tú no puedes olvidarme y yo no puedo volar...

Frágil como las alas de la mariposa

Efímero como su destino
Así es el amor lastimado.
Va quedando la costumbre
La lealtad a esa ilusión de antaño
A los anhelos de vivir
una bella historia
Cortada por la infidelidad
Como te fui a amar vida MIA
Quedándome las manos vacías
El corazón partido y seco
Puse mi vida en tus manos
La destrozaste y jamás volví a creer
Heridas mis alas intente volar
Sin lograr alejarme.
Devuélveme mi vida
Yo sabre como ocultar mis tristezas
Aunque estoy convencida,
Que no puedes olvidarme,
Y yo no puedo volar
Atrapada estoy,
En el hielo de la costumbre.


Rumbo al sur

Hoy el amanecer de Octubre estaba frío, y mientras conducía a la desidia de lo cotidiano, una alfombra de cigüeñas cubría el cielo hacía el sur, planeando elegantes y seguras, dispersas, conociendo cada una su ubicación exacta en el cielo, ajenas a lo terrenal, cómplices la una con la otra, sin dejar siquiera un vacío en el azul rojizo del amanecer.

Las miro, y parece que sonríen, o que se burlan de mí, a sabiendas, de que están en lo cierto y yo sigo confundida entre absurdas prioridades… y las envidio… voy en dirección contraria, hacia el frío, y la soledad de la multitud, que es la peor… no sé ni mi sitio en la tierra, ni mucho menos en el cielo…solo sé que soy del sur, y mi espíritu se inquieta con su viaje, soy de una tierra de luz y de sonrisa… donde los inviernos suaves regalan sol a mi cara y no se merma mi optimismo, donde en Navidad tomo café al aire libre, entre el bullicio de las calles, de los mercados y los niños, o paseo por la playa ,botas en mano, donde hasta los lunes están llenos de color, anunciando la alegría de una semana de vida… y cuando en Madrid, aparecen las señales del invierno, mi alma de cigüeña me impele a hacer lo mismo, a buscar el abrazo de lo calido y confortable…poder mirar a lo lejos desde la torre de mi campanario y sentirme confortable y satisfecha mientras observo como bulle la vida lejos del frío, que entumece hasta los sentimientos…resignada y nostálgica, recuerdo los múltiples motivos de mi exilio, entiendo de nuevo, que no puedo conducir en dirección contraria, al menos no todavía, antes, tendré que aprender a volar y como ellas, y sonreir al mismo tiempo…


Palabras transnochadas

Te encuentro mientras te añoro, entre mis palabras trasnochadas, observando la misma luna…como antes, en tantas noches de ausencia, cuando aún tu piel ni siquiera había saciado nuestra sed de cercanía…cuando aún tú, no habías sido mas yo, y yo, no había sido más tú…cuando ni siquiera había transcendido nuestro cuerpo y nuestra piel más allá del deseo soñado…

Me eligió la noche para amarte, me eligió tu olor a canela y vainilla, me eligieron tus labios que me bebieron con mesura…
…tantas noches abrazando tu ausencia…nunca imaginé que ahora abrazaría con ternura tu aroma, tu sonrisa…y tus manos… las más dulces…
…esperando tu encuentro, ya no tengo brillo en mis ojos… la mía es la más huérfana de las miradas , desde que me abandonan tus pupilas…
Mientras despierta te sueño, me acompañan todos los seres de la noche en afinidad con mi espíritu , buscando con la misma complejidad lo que les hace plenos…


Ausencia

Me voy esta noche, pero volveré temprano. Te traeré la aurora y, para tu espalda, polvo de mariposa. Si nadan estrellas hoy bajo tu ropa, allí estaré yo. Y si te despiertas antes de que salga el sol y algo se enreda en tu pecho, esa seré yo...

Suspiro

Te amo, y te pienso...
llenando de fragancias mil suspiros que aletean en mi interior
como pétalos que me nublan la razón y la esperanza...
si abriese mi pecho y mi garganta, hablaría contenida mi nostalgia,
como mariposa etérea...
hacia cúmulos de estrellas, que adornaron tu ausencia...


Paciencia

Te espero.
Mientras, vivo contigo las transformacions del presente,
las que nos sacan el coraje...y tu amor,mantiene mi sueño
como una luciérnaga sobre un lago...en tí, me reflejo
para saber quien soy...y te doy mi luz para encontrarme...
Te espero.
...y sonrío mientras contemplo y doy nombre a las mariposas
que se posan en las flores de mis manos...


Poesia

Me gusta sentir el silencio de tu aliento mientras duermes,
las ondas de tu pelo,cuna de mariposas,
como hilos de seda, pincelando la almohada...
me gusta el eco de tu risa, porque te ries de mí,
en el desorden relajado de mi cuerpo,mientras leo para tí.
quedaté conmigo,
mira como respiro,como me muevo, como te observo,como te pinto,
como te velo...
vive conmigo, dias y noches...
...y te enseñaré el origen de todos mis versos...


lunes, 3 de octubre de 2011

Silencio

la enredadera húmedad de los sentimientos, ha trepado cómplice y tierna, ensordeciendo el tiempo imparable y dolorosamente rápido, grabando en mi interior, alas de mariposa que cosquillean mi silencio, alentando a mi boca para hablarte de amor...


Deseo

No sé que hay en tí, que abres y cierras mi deseo
como mariposa de tu antojo...
unicamente, hay algo en mí que comprende
que la voz de tus ojos es mas honda
que todas las palabras, y nadie
ni siquiera la lluvia, tiene las manos tan suaves...
busco los besos en tu boca
hasta los que tienes escondidos,y deslizarme
hasta tu encuentro tierno, sin excusas
de nuestros cafes,oasis de inutilidades ruidosas...
mirarte febril y sentirte abandonada...dentro de mí.


Quisiera

Quisiera desarticular el tiempo

Descifrar lo incorrecto, confuso e insólito
Limpiar cada por de lluvia y sombra
Quitar la estupidez de mis verdades
De vuelta de todo, sin ir a ningún sitio…
Quisiera eludir lo irremediable
Crecer, hasta el límite del silencio
Resucitar de mis cenizas
Romper los muros de mi mundo sin puertas
Cuando las palabras, son insuficientes…
Quisiera disipar mis reflexiones
Olvidar esta ansiedad de lo desconocido
La conciliación de lo inconciliable
Borrar las huellas de las equivocaciones
Reconstruirme de nuevo lentamente…

…pero es muy dificil en soledad.
Y aquí me hallo…exiliada de ti…peregrina de ti.


Tu nombre es...noche de verano

Olor de jazmín y hierbabuena

persiguen nuestro paso de la mano
sonriéndonos la cal de las paredes
cubiertas de geranios y azalea
La suave y calida brisa ciñe indiscreta tu vestido
que muestra insinuante tu silueta
despertando pasiones transeúntes
y la estridente serenata de los grillos
Galantes estrellas fugaces cubren el cielo de deseos
vistiendo de fiesta la noche, iluminando
las tibias brillantes piedras
que acaricias con tu paso....
Aroma de coco en tu boca
y en tus blancos besos de pasión morena
pasan las horas celosas, esperndo el alba con ansia
para no sufrirnos, por dejar atónito al amor.

O lor de jazmin y hierbabuena
L a suave y cálida brisa
G alantes estrellas fugaces
A roma de coco en tu boca...

Tu nombre es...noche de verano