sábado, 11 de junio de 2011

A cada instante

Dame tu mano
y caminemos juntas
por la senda del misterioso océano
apartadas las dudas y confesado el secreto.
Mi amor del alba…


Abraza las alas que te enseñó la luna
y sigamos la estela cordial e intima
que hizo anclar nuestras miradas.
Mi amor de mediodia…


Levantémonos juntas
tras las miles de caídas cotidianas
selladas nuestras bocas con la promesa incolora.
Mi amor de tarde…


Acaricia la ilusión que floreció en mis manos
y miraremos aquella estrella fugitiva
que hizo imantar mi cometa con tu cielo.
Mi amor de noche…

Dame tu mano
y descansemos juntas
en la pena del alegre iris
amasados los cuerpos del polvo enamorado.
Mi amor de madrugada…

Yo te amé mujer llorando...

Desde aquella hora inconcreta
donde tu luz me robó aquel guiño
con la espiral de unos ojos descubiertos.
Quizá, fuese el viento que me hablaba
escondido en un cabello que danzaba…
Tu silencio hizo mella en mis oidos
y te metias en mi verbo y en mi espuma
otro dia pasaba y otra hora
y otro momento del calendario frío
otro viernes el sueño moria
goteando el reloj de terciopelo.

…Y mientras leía a Aleixandre
yo te amé, mujer llorando
muerta en la vida del amor que es triste…


Lazos

Cuanto amor, en un café compartido

nostálgica tarde de otoño…
cuánta ternura en unas manos
que sin buscarse se encuentran
se entrelazan, se desean…
cuantas mariposas salen de tu risa
color de sueño, beso pausado de miradas
de pensamientos que se rozan
haciéndose invisibles…poemas de amor.


martes, 7 de junio de 2011

Los suspiros de Julieta

La noche despliega toda su espesura, y carga de esencias y sensaciones el alterado espiritu de Julieta...sujeta su pecho con ambas manos en un intento de agarrar la ansiedad de la incertidumbre...siente su vida pasajera en ese instante en el que todo le falta y todo le sobra...le estremece la brisa nocturan, haciéndo de su piel un mundo completo de nuevas sensaciones...

-no sé que pasa en mi, por qué este desasosiego? no entra en mi alimento alguno que no sea el recuerdo de sus besos furtivos, ni cierro los ojos en descanso, sino para repasar en mi mente las caricias que me regaló la noche incierta...solo fueron segundos de dicha y mi recuerdo pasea miles de horas soñando despierta, atenta a los sonidos del jardín, por si volviera, por si, al igual que yo, no haya motivo con fundamento necesario para hacer de esta existencia, una vida de dicha, si al igual que a mi ser, no encuentra otro deseo desde el alba al crepusculo que no seareposar tiernamente mi cabza sobre su pecho incierto de hierba tierna que me elva latiendo con fuerza, llevando un sentimiento que desconozco y me desarma, que galopa dentro de mí con fuerza y con estruendo!
Sí Romeo!...mil veces sí!...desean pronunciar tu nombre mis labios sellados por manos ajenas, que recalcan que me aman, que es por mi bien, y solo tú, amor mio eres el bien de mi alma que muere de pasión por ti y voy perdiendo el color de las mejillas sonrosadas que antes sonreian al sol en las plazas y ahora solo buscan la complicidad de la noche para esconder la palidez de la desesperanza...
para ocultar la ofensa y el desatino que produce un sentimiento que pocos entienden y sin embargo enaltecen mientras cortan las alas del vuelo de los amantes...
mi cuerpo ofrezco como templo para tu amor, para que veneres en el a todos los dioses paganos y las prohibiciones más disparatadas, porque debe ser Heros quien mueve en mi toda esta locura no el dios de mi infancia que nunca me habló de amor... no de este, que me rompe por dentro y me hace arder en deseos infinitos... insolentes, descarados, inconfesables... quien puede entender el fuego si nunca ha quemado ni sus manos ni su corazón?... quien puede calmar la inquietud de este ser enamorado que se le escapa la vida en suspiros?... a quien contarlo?... si con ello se aliviase el dolor y encontrase la paz que solo encontraría arrancando a golpe de desamor toda tu esencia quitando a jirones mi piel para dejar de ser tuya...
Ay amor!... pero que digo! por qué tanta crueldad en mis palabras si aun sufriendo entiendo tu amor como el más sublime de los sentimientos!... sí... sé que me amas...! tu mirada delataba tu silencio y tus manos las mas dulces recorrieron mi cuerpo con destreza cual mapa conocido... me hiciste tuya para siempre...
y tu aliento... ah..! tu aliento! suspiros de ángel en mi boca que moría de dolor en centrimetros de distancia...

Ay! Romeo! si tan solo pudiese romper estos muros que son como cadenas... si pudiese apartar de mi las manos que me orpimen y asfixian con el amor de sus intenciones, que me hacen perderme ineludiblemente en el mar de sus satisfacciones...

Ay! Romeo!.. mi bien!... si solo pudiese ver de nuevo tu rostro grabando tu calma en mi mirada, desataría de mi la desidia de esta noche calurosa y el dolor de no encontrarte a cada paso, sino en el interior de mi cuerpo que reposa en el lecho como un sepulcro sin ti!...

Noche

Hoy me siento mariposa escondida

que evita la luz y busca el momento de la noche
cuando en mis brazos, se adormece el día
para escribirte, para pensarte,
para arropar, con la luna en susurro
el tierno tintineo de tu sonrisa


lunes, 6 de junio de 2011

Mana "tengo muchas alas"

Lugar

La curva de tu cadera me protege.
Tú en medio, sin orillas como mariposa en planisferio
descubres la ruptura del sentido
y la aterida desnudez de mi razón
Porque en ti encuentro mi espacio, territorio, lugar, limite,
Rincón, frontera, orilla…mi alfa y mi omega…
Cuando mi mano pierde tu piel y tu caricia
me encuentro al borde del abismo…
en un precipicio de vida sin ti.


domingo, 5 de junio de 2011

La sueño

No sé muy bien en que periodo de la vida empieza la tiranía, si es un problema de autoestima, de crianza, o es inherente al carácter, tampoco recuerdo cuando comenzó la intolerancia en los ojos verdes de aguas turbias que vigilaron mi infancia. Tampoco es que me importe demasiado la intransigencia, los cortes de pelo despiadados, por que quizá es cierto que era algo más descuidada que el resto de las niñas, o más inquieta o simplemente me importaba menos mi aspecto…pero sí me resquebraja no recordar ni un solo abrazo materno, o el último beso, es como una laguna en la infancia un periodo vago e inexistente que me acompaña hasta el presente. No me llega en entendimiento recordando la desolación de una niña extremadamente dulce porque no concibo nada más eterno que la sonrisa y la ternura de un niño, ni como es posible que importaran más las formas, el mantener las manos en la mesa y parecer impecable aunque me delatase el brillo de mis enormes ojos oscuros…


Hoy la intolerancia se ha vuelto reproche, aunque el verde de su mirada se ha vuelto claro y ausente, y refleja más que sabiduría, la amargura de la vejez vacía y el desengaño de la inversión en lo tangible e imperdurable.



Me escudriña, me juzga, me sigue haciendo sentir la persona más imperfecta del mundo, la más culpable por mi integridad, por no hacerla feliz, por pensar en ser yo misma sin tener en cuenta el escaparate que ella tenía pensado para exhibirme, porque ahora me guarda y me esconde entre alcanfor como algo que le parece preciado, de lo que no quiere deshacerse, pero tampoco lucir…

…Me duele cada uno de los surcos que el tiempo ha esculpido en su rostro, bello aún, pero duro, porque no hay nada más triste que ver envejecer y empequeñecerse a alguien, especialmente para quien fuiste en algún momento su más preciado tesoro y deseó todo lo hermoso de la vida para ti….

Muchas veces la sueño, especialmente cuando me envuelve la soledad y el desamparo y si tuviese que pedir un deseo, sería el de dormir de nuevo en sus brazos por si se despierta mi recuerdo y si tuviese que resumir mi sentimiento a pesar de los pesares, por que mi corazón no recuerda desagravios, lo llamaría sin dudarlo ni un momento AMOR.