jueves, 29 de diciembre de 2011

Tener o no tener...

¿Porqué el amor no es suficiente?...así termina mi amiga "Una" una de sus magnificas entradas en su blog "Tras la puerta", con su genialidad no debería estar recomendado leerla a partir de ciertas horas, y claro, eran las dos de la madrugada...instante perfecto para no pegar ojo. Y es que las mujeres siempre me han hecho pensar, pero esta tiene el don de decir una palabra, significar mil cosas, volverte loca con la ambigüedad, dejarte entre puntos suspensivos y darte la noche.
El amor...pues eso digo yo. Tanto que se habla de él y al fin y al cabo es como el dinero. Si se tiene, nunca es suficiente, todo el mundo lo persigue , lo desea e idealiza, cuando falta se es infeliz, y se disfruta a ratos, porque otros nos quita el sueño y nos obliga a tomar difíciles decisiones. Naturalmente no da la plena felicidad, pero ayuda. Y me gustaría pensar como hace tres relaciones atrás, que con el amor basta, que es el único ingrediente que se necesita para la paradisiaca plenitud. Tristemente la realidad me abofetea constantemente y me enseña que sin los matices, sin los complementos, la inversión y el cuidado, el amor se muere o se transforma en una flor seca entre las páginas de un libro, o entre cuatro paredes, porque cómo el dinero, necesita mucho tiempo y dedicación para mantenerlo, si no quieres arruinarte .No todos están dispuestos al esfuerzo. Y naturalmente si hablamos a nivel mundial, el supuestamente altruista, no el “eros” sino el amor “ágape”, el de la hermandad humana, tampoco basta porque no conviene. No es rentable. Y a ello me refiero cuando digo que cuanto más poderosos más necios. Porque a los que le sobra el amor les falta el poder de compartirlo y los que tienen el poder prefieren invertir en armamento.
Y a pesar de ello, aunque quizá me equivoque de nuevo, sigo creyendo, sigo apostando por él, con la seguridad que nada es eterno y que nada nos basta, me considero rica, pues lo tengo a manos llenas. Es increíble, fantástico, el mejor de los sentimientos y lo mimo y lo cuido con esfuerzo, porque nada, y mucho menos amar es fácil .Y lo que a veces me ayuda a no rendirme es pensar como tú… siempre grande el amor...sí, Faith, tienes razón, por ello sobrevives, porque al fin y al cabo siempre la tienes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario