miércoles, 28 de diciembre de 2011

Desde nuestro rincón

Cuando la luna arrebata al rostro del cielo el último vestigio de color, renace mi mente en un recinto oscuro,como una mariposa desorientada en plena noche, diseñando sentimientos a base de retales sueltos,fragmentos de múltiples ingredientes de recuerdos de tu estancia, se mezclan y repelen constantemente,dando a luz a cada instante una nueva forma, pero siempre transformando la soledad en tristeza, y los ojos de nuestro rincón, que antes sonreían se cierran para no verme llorar.

1 comentario:

  1. Me encanta esa pintura ,da paz y mucho abrigo un abrazo y que buen gusto donde la has puesto

    ResponderEliminar