martes, 4 de octubre de 2011

Que tú no puedes olvidarme y yo no puedo volar...

Frágil como las alas de la mariposa

Efímero como su destino
Así es el amor lastimado.
Va quedando la costumbre
La lealtad a esa ilusión de antaño
A los anhelos de vivir
una bella historia
Cortada por la infidelidad
Como te fui a amar vida MIA
Quedándome las manos vacías
El corazón partido y seco
Puse mi vida en tus manos
La destrozaste y jamás volví a creer
Heridas mis alas intente volar
Sin lograr alejarme.
Devuélveme mi vida
Yo sabre como ocultar mis tristezas
Aunque estoy convencida,
Que no puedes olvidarme,
Y yo no puedo volar
Atrapada estoy,
En el hielo de la costumbre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario