miércoles, 12 de octubre de 2011

Mamá...se ha caido un nube!!

Me lo dijiste con tu boca de azúcar, en una mañana fría de Marzo cuando la niebla cubria el jardín el dia de tu tercer cumpleaños…allí estabas en el quicio de la puerta con tus grandes ojos perplejos, y tus bucles dorados escapando de tu gorrillo rosa, sorprendida ante la vida ,como siempre, absorbiendo con avidez todo lo que era nuevo para ti…tantos años han pasado, y recuerdo con ternura mil momentos como ese,tan dulce mi pequeña Samantha…tus risas entre tulipanes, los que cultivé para ti al saber que ya existias y que abrieron a la vida el mismo dia que tú…tus galopes con blanquita por el campo, esa yegua que como platero comia de tu mano diminuta y paseaba como un perrito contigo, reconociendo en ti un espiritu afín, tardes de sol, pintando paredes en el patio con pinceladas de sonrisas, mariposas, arcoiris, flores…en mis recuerdos esos dias son los de más luz de mi vida, y me gusta pensar que contribuí con mi alegria a la felicidad de tu infancia.


No mi niña, no se cayó una nube esa mañana, bajó para verte porque te añoraba, lo sé ahora que conozco tu alma, y entiendo, que lo que cayó fue un angel, y se quedó conmigo para siempre…
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario