domingo, 9 de octubre de 2011

Espejismo de Otoño

La tarde está cayendo.Paseo despacio por una alameda larga y solitaria, mientras mis pensamientos navegan confusos entre tenues luces y miles de matices melancólicos. El aire, compañero de tertulias solitarias, baila entre las ramas que me obsequian con su tierno manto de avellana...resoplo y mi paso de detiene...Estoy cansada de viajar sola hacia la tristeza. Pienso en tí, y miro lejos...


Mi corazón se estremece, vislumbro tu cuerpo y el tierno vuelo de tu pelo...camino deprisa, casi corro...mi respiración se acelera...las mejillas me arden...peleo con el viento mientras se hace la primavera en mi alma...recorro la avenida jadeante, mendigando el calor de tu abrazo...me detengo y descubro el dolor de las calles vacías...

Ha caído la noche.Mi sonrisa se vuelve mueca y el frio cala mis huesos.Cierro mi vieja cazadora, reanudo mi paso vagabundo y suspiro, mientras me invade la nostalgia.

...te añoro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario