lunes, 22 de agosto de 2011

Corazón de alquiler...( O de cuando la realidad me presta sus sombras)

Conocía la letra pequeña,las consecuencias, y sobretodo que me haría sufrir los efectos secundarios, pero la ilusión era tan grande, el amor tan fuerte, que no puede pensar ni por un instante el negarme a sentir...


Pero el tiempo pasa, y se acerca lo dificil, cada vez más,porque esto que siento es ya parte inherente de mí...aún cono ciendo las condiciones, me siento como si fuese dar a luz algo que ha crecido dentro de mí y de lo que debo desprenderme...esa parte que tanto amo...
No quiero culpar a nadie, podría, porque siempre hay culpables de la infelicidad de los demás...todo va según lo establecido, pero eso no lo hace más fácil...no puedo juzgarme débil por querer quedarme esa parte de mi, la reacción no estaba decidida, porque una cosa es la mente, la fuerza que pensamos tener, la insensatez de la pasión que nubla el raciocinio, y otra el amor en todas sus variantes...ágape,filios,eros...

Y pensar en ese momento me nubla la ilusión y la felicidad de vivir otros y el solo atisbo de que las cosas podrían ser de otro modo, tan facilmente, solo con un poco de empatía, de bondad...me hacen ilusionarme sin sentido, porque nadie está dentro de mí, ni saben como me voy desgarrando cada segundo que avanzo hacia el abandono...mucho menos quien poco o nada le importo, ni siquiera un trocito de su ser, que ahora es míoy que no se desarrollará en la libertad de mis brazos y en la ternura de mis cuidados, en la seguridad y tristeza de que ni eso tendrá de otros, para quienes solo representa una solución, una pieza cómoda, porque se ató voluntariamente con lazos de amor, pero el egoismo de la costumbre y la incomprensión, amordazaron los sentimientos de un corazón puro que no se atreve a gritar, y cambió los lazos por gruesas cuerdas que solo el tiempo largo y desgastado podrá quitar...cuando ya todo haya sido, y como siempre demasiado tarde, porque la vida es muy rápida y más cuando queda demasiado poca y no se pueden recuperar lo amaneceres...ni tan siquiera los besos tan valiosos que se quedan entre los pliegues de mi cama solitaria.

Aún así,sigo adelante, sabiendo que me queda el invierno más duro, No sé porque tengo el convencimiento que será el último de mi vida, será la desolación...porque llegan las señales y cuando caen las hojas...nunca se sabe.



1 comentario:

  1. Que texto más apasionante, me has dejado pensativa, si de verdad dices adios a un amor, o es que algo dentro de ti esta naciendo.
    No se, tal vez ni siquiera estes hablando de ti misma, es solo que, bueno, me hiciste pensar, sea lo que sea, lo que se vive, merece la pena, tanto lo bueno, como lo malo porque todo te enseña a ser más fuerte.

    Un beso.
    http://tamaravillanueva.blogspot.com/

    ResponderEliminar