jueves, 28 de julio de 2011

Lloraremos un rato, si tú quieres.

Traspasa el umbral amada mia
te espero con la ayuda de mis manos
aquí tienes mi carne y mi cansancio
enviándome la hoguera en la palabra
contándome la pena, soledades
arrullos de papel, misterios idos
que nadie me explicó.
Se apaga el tiempo, amor
no dejes marchar la nota muda
que duerme en el compás del pentagram
tengo un desván de quejas y suspiros
en el pasillo azul del desconsuelo
tambien tengo la voz en las cenizas
de tu silencio frío,que te llama amor.
Tú amontonas los versos de la espera
y en último canto de los besos
testifico la sombra acuarelada
con el óxido de los recuerdos.
Descrúzate los brazos, enciende el pecho
delante del jardin inconfesable
ya sabes, el tiempo corre,se desboca
traspasa el verde umbral, amada mía

Despues...lloraremos un rato, si tú quieres



No hay comentarios:

Publicar un comentario