sábado, 25 de junio de 2011

Inexistente destino

Ahora, cuando ya casi todo ha sido
quiero confesar que ayer noche viví
porque la insolente somnolencia me permitió soñar dormida…
hoy… después de haber amanecido
el rigor del insomnio, me obliga a mantener los ojos abiertos
es por eso que escribo, por vivir cuando sueño y soñar cuando vivo...
…y quisiera seguir viviendo despierta…estar soñando durmiendo

Y estoy intentando cambiar la sentencia del inútil e inexistente destino,
Dejando ir al irrecuperable pasado del tiempo.



2 comentarios:

  1. Que bonito texto
    me gusto mucho el estilo del blog

    seguire visitandote

    :D

    cuidate

    ResponderEliminar
  2. Soñar dormido es algo hermoso que tiene en su poder el ser humano, pero soñar despierto tambien tiene su puntillo, ejej, lo malo es que si vives el sueño dormido cuando despiertes querras seguir haciendolo y quizas no puedas recuperarlo.
    Muy bueno y la foto es preciosa.
    un beso

    ResponderEliminar