sábado, 11 de junio de 2011

A cada instante

Dame tu mano
y caminemos juntas
por la senda del misterioso océano
apartadas las dudas y confesado el secreto.
Mi amor del alba…


Abraza las alas que te enseñó la luna
y sigamos la estela cordial e intima
que hizo anclar nuestras miradas.
Mi amor de mediodia…


Levantémonos juntas
tras las miles de caídas cotidianas
selladas nuestras bocas con la promesa incolora.
Mi amor de tarde…


Acaricia la ilusión que floreció en mis manos
y miraremos aquella estrella fugitiva
que hizo imantar mi cometa con tu cielo.
Mi amor de noche…

Dame tu mano
y descansemos juntas
en la pena del alegre iris
amasados los cuerpos del polvo enamorado.
Mi amor de madrugada…

No hay comentarios:

Publicar un comentario