lunes, 30 de mayo de 2011

Carta de despedida

Me acerqué de nuevo a tí...quizá no pudiste notarlo?, me acerqué a tu mundo perfecto de nuevo con mis poesías y mis besos por si quedaba algún resquicio que me hiciese pensar que eras la mujer que conocí  o que al menos soñé que eras... porque no fuí yo quien te abandonó, aunque te guste creerlo y comentarlo...pero entendí  que nada había cambiado.
Y no has venido a buscarme entre mis versos, sábes donde encontranme...Ni siquiera he notado una caricia de nostalgia en tus palabras, porque sigues jugando a ser Dios, y desde la tribuna de tu locura juzgas a diestro y siniestro sin darte cuenta el daño que haces con tus dulces palabras, con tu falsa felicidad...y lo más triste es que sigues controlando todo lo que te cae cerca, para abatir la soledad...
No dejaré resbalar ni una lágrima más por lo que podría haber sido, porque juntas seríamos completas y felices, pero simplemente tú no has querido.


Disfruta de tu paraíso, que yo ya elegí el mío,que no es perfecto, pero esta sobrado de amor y de caricias...quizá sea lo breve que es la vida, pero me llevaré algo conmigo, y estoy segura que tambien de tí, porque  has sido lo más mío que he podido sentir,aunque nunca te olvide, ni deje de quererte, ya que es algo que yo no elijo...me quedo con lo bueno, con los dulces momentos que pasamos juntas y con esa parte de tí que se ha quedado en mí para siempre, por compartir la misma piel...te querré, sí, pero sin dolor  y te prometo, te aseguro que voy a ser feliz sin tí. Solo espero que guardes la dulzura de mis manos de niña entre las tuyas.

4 comentarios:

  1. Toda una despedida sin lugar a dudas, aunque como en toda dspedida siempre quedan cosas que te atan y te ataran, aunque sea en tu subconsciente.
    Me gustó. te sigo desde el blog de Manolo. te dejo el mio por si quieres darte un paseo. amigosdesabores,blogspot.com
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hay personas de las que nos despedimos con el ánimo de seguir adelante y que nos duela menos, porque aunque guillotinemos con el pensamiento y con la mente las relaciones no podemos dejar de sentir, es una autocensura de amor, que no siempre funciona, siempre queda en un rinconcito de nosotros. Gracias Sabores, tu blogg es precioso.

    ResponderEliminar
  3. ...........quiza un mendigo que se enamoro de la julietta enamorada de otro romeo. Tristeza porque me enamore de una mariposa.

    ResponderEliminar
  4. Hay tiempo de reir, de llorar, de hablar y de callar...y a veces no hay segundas oportunidades si ya es demasiado tarde...al menos sé que he puesto todo de mi parte, que he esperado por quien no está dispuesto...
    No sé que decirte amiga...las mariposas en contra de lo efímero y temporal que se nos atribuye, amamos para siempre y volamos por impulsos.No estés triste,quizá no consuele,pero seguro que ella tambien te ama.

    ResponderEliminar